Solicita la recolección de RAEE'S

Información del cliente

*El certificado expedido por GAIA se enviará a nombre de la empresa al email registrado.

Solicita la recolección de RAEE'S

Información del cliente

Solicita la recolección de RAEE'S

Radicación de Facturas

Paso 1

Paso 2

Paso 3


x

Hemos recibido tu solicitud

Pronto nos estaremos contactando

x

Obsolescencia

Obsolescencia programada:

Una estrategia industrial que alimenta
el consumismo

< atrás


Durante décadas el ser humano ha generado un alto porcentaje de residuos dentro de los cuales se destacan los RAEES (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos), producto del avance acelerado que ha desarrollado la tecnología y el interés desmedido de la industria en modificar la resistencia y la durabilidad de sus productos, con el fin de acabar su vida útil y crear una economía circular que es alimentada por el consumismo.

Considerada la ciencia aplicada a la resolución de problemas concretos, la tecnología maneja teorías y técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico que está directamente ligado a la innovación, que parte de la utilización de mecanismos que optimizan los procesos de cualquier campo y satisfacen a su vez las necesidades de los seres humanos, siendo este el inicio de la era del manejo de herramientas que dan surgimiento a la “Obsolescencia Programada”, la cual se considera una estrategia que utilizan últimamente muchas empresas que se encargan de fabricar, ensamblar y optimizar estas herramientas.

(Española, 2014) Según la ley francesa de transición energética, adoptada en agosto de 2015, la obsolescencia programada consiste en el conjunto de técnicas a través de las cuales un fabricante pretende reducir deliberadamente la vida útil de un producto para aumentar la tasa de reemplazo. Esta ley que busca ir más allá de los compromisos adquiridos por este país a nivel nacional e internacional, entiende que la transición debe englobar transversalmente a un conjunto de sectores económicos y fuentes de energía, no enfrentándolos unos con otros sino fomentando en cada uno de ellos todas las potencialidades que permiten generar un nuevo modelo de crecimiento.


(Collin, 2017) En Colombia este concepto parte del resultado que arrojan las cifras de la cantidad de residuos que se generan anualmente entre la que están 130.000 toneladas aproximadamente de impresoras, computadores, teléfonos móviles y algunos electrodomésticos como neveras, lavadoras, equipos de audio y video (Heraldo, 2017), lo que indica en comparación a años anteriores que seguirá creciendo exponencialmente este resultado. Por lo tanto es necesario considerar la toma de medidas en el control y acciones específicas para su tratamiento y disposición final, creando una exigencia en las normas de la gestión integral de este tipo de residuos, como lo expone la Ley N° 1672 del 19 de Julio de 2013, Capitulo II – Artículo 6° en el que se establecen las obligaciones y responsabilidades que tiene el Gobierno Nacional, los productores, los comercializadores, los usuarios, los gestores que realicen el manejo y la gestión integral de RAEE´s.

(Ley N° 1672, 2013) Pero desde la posición de las empresas dando continuidad a esta técnica y considerando que como seres humanos estamos en la difícil tarea de resistir frente a la innovación y eficiencia de muchos de los productos que diariamente usamos, es muy grande la tentación de no dejar de adquirirlos para satisfacer las necesidades propias, se puede afirmar que según Luis Osorio, filósofo y economista de la U. de Buenos Aires, la estabilidad del mercado depende en buena medida de esa fragilidad, de los defectos deliberados y de la apremiante urgencia de sustituir las cosas”, dejando a un lado la problemática que releva el impacto negativo que se genera al medio ambiente siendo constante la compra de nuevos modelos que en poco tiempo acaban en la basura.